El agente de seguros, un servidor del cliente

¿Qué aporta el canal mediador?

 

Cuando pensamos en nuestro seguro de automóvil, moto, responsabilidad civil, hogar, etc. todos esperamos no tener que utilizar los seguros que contratamos, aunque evidentemente cuando los contratamos es para minimizar el posible disgusto que nos acarrearía un problema con aquello que aseguramos.

Si la mala fortuna hace que debamos utilizar las coberturas que nos proporciona nuestro seguro deberemos tratar con la compañía con la cual tenemos el contrato de seguros.

Para facilitarnos la relación con la compañía y que aprovechemos al máximo el producto del que disponemos siempre podemos contar con un agente.

 

El agente de seguros – o mediador – es el intermediario entre la compañía aseguradora y el cliente. Se trata de un profesional con unos conocimientos especializados en materia de seguros que ofrece una atención profesional y cualificada.

Poder contar con la ayuda de un profesional de estas características supone una serie de ventajas que otros canales no pueden ofrecer:

– Mejor asesoramiento: la garantía de tener a nuestra disposición un profesional cualificado supone disponer de toda la información necesaria para la contratación de la póliza. Se trata de alguien que conoce ampliamente los productos que ofrece la compañía aseguradora y puede aconsejarnos sobre cuál es el que mejor se adapta a lo que podamos necesitar.

– Defensa de los intereses del cliente: Viviremos con la tranquilidad añadida de que el agente o mediador, al ser un intermediario entre nosotros y la compañía y al estar especializado en la materia sabrá defendernos ante la compañía cuando se produzca alguna incidencia ya sea en la contratación del contrato de seguro o ante un siniestro.

– Servicio: Sabremos que contamos con una persona a quien dirigirnos cuando tengamos cualquier duda o problema de una manera mucha más cercana que con el servicio víatelefónica o por internet. El agente nos dará un servicio más individualizado, cercano y de calidad. Además,tendremos la confianza de ser atendidos siempre por los mismos profesionales y no por una persona distinta cada vez como ocurre en los casos en que hay que dirigirse a una plataforma.

– Facilidad y agilidad en la tramitación de siniestros: Un agente o mediador nos ayudará en la gestión de los siniestros agilizando todos los trámites, además podremos estar seguros que tiene los conocimientos necesarios para defender nuestros intereses si considera que la compañía no responde adecuadamente.

– Asesoramiento jurídico y financiero: Además, en algunos casos como en el de Fraile Seguros, contamos con amplios conocimientos y experiencia en el ámbito jurídico y financiero de los seguros que nos permite ofrecerle un servicio de calidad.

Un mediador de seguros – un agente –es en definitiva un servidor de sus clientes con el que podremos contar en cualquier situación en la que necesitemos un apoyo en nuestra relación con la compañía de seguros.

Si quieres conocernos y que te ayudemos puedes contactar con nosotros y estaremos encantados de explicarte cómo funcionamos.

 

Share This