¿Cómo consigo ahorrar?

 

Consejos y siete métodos para conseguirlo

 

Son varias nuestras entradas donde intentamos ayudaros a sacar algo más de rentabilidad a vuestros ahorros – más abajo tenéis los enlaces a los artículos por si queréis revisarlos – pero sois muchos los que nos decís que os es imposible conseguir ahorrar y poder tener ese pequeño capital que os permita generar ese ahorro.

Obviamente cada cual conoce su situación financiera y no podemos ponerlos en vuestro lugar, pero si podemos aconsejaros y proponeros algún sistema que podría ayudaros a empezar a ahorrar.

Si… todo empieza con disciplina y la palabra disciplina, a según quien, genera rechazo sólo de verla escrita, pero veamos que no es tan difícil…

 

¿Qué podemos hacer para empezar a ahorrar?

 

Lo primero es ser conscientes de que hacer propuestas que no vamos a cumplir no tiene sentido, si decidimos que ahorraremos una cierta cantidad al mes debemos ser capaces de seguir con nuestro plan.

Para poder seguir esta disciplina no es mala idea ponerse una paga o un sueldo semanal, al estilo de la semanada que nos daban nuestros padres y que nos ayudará a tener más claro cuando es nuestro presupuesto de gsotos.

Hay gastos que podemos reducir planeando un poco, son los gastos habituales de cada semana como por ejemplo la compra de comida que podemos realizar de una vez en un establecimiento más barato y no a impulsos cada día pagando más.

También podemos planificar y presupuestar los gastos extraordinarios de cada mes, como los regalos de cumpleaños, bodas, fiestas, etc. Y ser conscientes de cuánto dinero destinamos a ello.

Como hacemos a veces en el gimnasio es interesante compartir la experiencia con un amigo. El hecho de que una persona cercana se obligue también a ahorrar y podamos compartir e incluso establecer una sana competición con él o ella en nuestras rutinas de ahorro será muy beneficioso y además provocará que sea más difícil dejar dicha rutina.

 

¿Qué métodos me pueden ayudar?

 

Además de lo que ya hemos comentado, en los últimos años ha habido un auge de la voluntad ahorradora y ello ha llevado a que se difundan algunos métodos de ahorro que pueden ser interesantes.

 

  1. Kakebo, el método japonés

El método Kakebo se basa en un libro que nosaporta estructura y facilidad para llevar los cálculos.

Simplifica hacer un seguimiento a los gastos habituales y nos obliga a registrar tanto gastos como ingresos lo que nos ayuda a poder ver dónde se están produciendo gastos superfluos. ¡Eso si, seguiremos teniendo la obligación de eliminarlos si queremos ahorrar!

 

  1. Método ALP

El método ALP, del experto en finanzas José Carlos Álvarez Jiménez, del blog Cuanto vale un euro, es un gran sistema además de ser fácil de utilizar.

ALP quiere decir “Aparta Lo Primero” y nos obliga a “ahorrar” al recibir nuestro sueldo. ¿Cómo? Separando la cantidad para el ahorro al recibir el sueldo y obligándonos a vivir el resto del mes con la cantidad que nos queda.

Como ya hemos explicado ahorrar requiere tener una disciplina, y este método es especialmente duro en ese aspecto ya que requiere que decidíamos cuáles son los gastos superfluos que hacemos y reservar ese a cantidad para el ahorro al principio de cada mes.

 

  1. El reto de las 52 semanas

Consiste en ahorrar dinero durante 52 semanas poniéndolo en un bote o una caja. El reto, propone que cada semana ahorremos la cantidad correspondiente al número de semana en la que nos encontramos, desde la primera semana del año con 1 euro hasta la última con 52 con lo que conseguiremos ahorrar 1.378 euros.

Es quizás un método de los más sencillos de seguir ya que en los inicios de año es poco exigente con la cantidad de ahorro y se endurece cuando vamos acostumbrándonos.

 

  1. El reto de los 30 días

Muy similar al anterior pero más duro, ya que si no cambiamos las condiciones supone dedicar una gran cantidad al ahorro en sólo un mes. Se trata de ahorrar un euro el día 1, dos euros el día 2, 15 euros el día 15 (sumados a los anteriores, a mitad de mes se tendrían 120 euros) hasta llegar al día 30, acumulando 465 euros.

Como decíamos se puede mantener la pauta, pero reducir las cantidades, por ejemplo, a la mitad para hacerlo más accesible.

 

  1. Método de los sobres

El método de los sobres supone hacer cuentas de los gastos que se tendrán en un determinado mes, también deberemos contar los ingresos y una vez tenemos todo cuantificado introduciremos el dinero destinado a cada gasto concreto en un sobre marcado.

Una vez organizado y distribuido el dinero en sobres, se sabrá cuánto dinero se tiene disponible para otros gastos menos importantes para el resto del mes.

Deberemos separar también un porcentaje fijo cada mes destinado al ahorro introduciéndolo en su correspondiente sobre.

 

  1. La hucha del cambio

Como dice su nombre para seguir este método necesitamos una hucha y un método para llenarla que podemos elegir entre los muchos existentes, por ejemplo.

  • Poner todas las monedas de un determinado valor que pasen por nuestras manos
  • Poner el cambio que llevemos encima cada día o al acabar una semana

¡O inventar el que te haga sentir más cómodo!

 

Por último, como os decía, cuando lo consigáis podéis darle un vistazo a nuestras entradas sobre finanzas que os ayudarán a conocer mejor cómo invertir vuestros ahorros.

 

  1. Mejorar la rentabilidad de tus ahorros
  2. Inversión en fondos
  3. Invertir en Unit Linked
  4. Inversión única o inversión periódica
Share This