Cómo proteger mi negocio con un seguro Multirriesgo

A la hora de valorar un negocio, uno de los principales aspectos a tener en cuenta es el patrimonio de la compañía. Los bienes materiales, las existencias, instalaciones, inmovilizados, etc. son el fruto del esfuerzo y la dedicación de mucho tiempo y son los elementos que han servido para generar lo que forma parte del propio negocio de la compañía. Si bien, conseguir todos estos activos ha costado en la mayoría de casos mucho esfuerzo y dedicación, perderlos puede ser fruto de unas pocas horas.

Los riesgos a los que se expone una empresa a diario por el simple desarrollo de su actividad son múltiples. Accidentes climatológicos, provocados por terceros, de desarrollo de actividad, etc.

 

Es a partir de esta reflexión que se hace necesario cubrir las posibles consecuencias que originarían dichos accidentes. Pero exactamente, ¿en qué consiste un seguro multirriesgo empresa?

¿Qué es un seguro multirriesgo empresa?

 

El seguro multirriesgo es un producto pensado para aquellas empresas que quieran proteger su patrimonio ante posibles imprevistos, así como su cuenta de resultados, e incluso la responsabilidad civil ante los daños provocados a un tercero.

Partiendo de este análisis, podemos ver como es una póliza repleta de posibilidades y por tanto uno de los seguros más completos, versátiles y necesarios que debe contratar cualquier negocio. Este nivel de coberturas puede llegar a extenderse, incluso, al conocido como todo riesgo.

¿Qué cubre una póliza de multirriesgo empresa?

 

Tal y como hemos visto en el apartado anterior, un seguro de multirriesgo empresa parte de una serie de coberturas básicas y luego unas coberturas ampliadas, que pueden llegar a extender ese nivel de protección incluso hasta el todo riesgo.

Las coberturas básicas cubren los daños propios como el riesgo de incendio, explosión, robo, rotura de cristales, escapes de agua, fenómenos meteorológicos, etc. Estas son las coberturas más comunes en este tipo de pólizas.

Las coberturas ampliadas son las que protegen otros aspectos como la propia cuenta de resultados del negocio, la responsabilidad civil a terceros o incluso el comentado anteriormente todo riesgo. 

 

Opt In Image
Descarga gratis la guía definitiva de seguros para PYME

 

¿Cómo escoger el mejor seguro multirriesgo para mi negocio?

 

Como en todos los análisis que hacemos siempre en el Blog, lo primero que debemos tener en cuenta son las necesidades reales que tenemos que proteger para continuar con nuestra actividad profesional con la máxima tranquilidad.

Las coberturas básicas que hemos analizado anteriormente es importante que siempre las tengamos aseguradas. Un accidente de cualquier tipo (robo, incendio, inundación, etc.) puede generar unos daños muy costosos y por tanto es imprescindible que estén asegurados. Ahora bien, ¿todas las coberturas básicas son necesarias?

Como siempre decimos en nuestros artículos, no siempre es necesario asegurarlo todo, sólo hay que asegurar nuestras necesidades reales.

 

Un aspecto fundamental a tener en cuenta en este análisis de coberturas básicas depende de la situación del local / nave industrial donde desarrollamos nuestra actividad.

En función de si este es de alquiler, de nuestra propiedad, o forma parte de un conjunto de locales, ciertas coberturas puede que estén contratadas por el propietario del inmueble, por lo que siempre recomendamos hablar antes con el mismo para evitar duplicar coberturas y poder ahorrarnos algo en la póliza.

Si el local o nave industrial es de nuestra propiedad, deberemos asegurar las coberturas básicas para tener un nivel de protección óptimo.

El siguiente aspecto que valoraremos depende de nuestra propia actividad. En función de si nos dedicamos a vender un servicio, a la comercialización de productos, o si nuestra actividad es la propia de una producción, las existencias tendrán una importancia vital.

Las existencias se pueden asegurar siguiendo varios criterios de valoración, pues no es lo mismo la valoración de capital fijo, dónde las mercancías se valoran por una cantidad fija ya pactada desde la firma del contrato, o la valoración de capital eventual, dónde la compañía nos permite hacer valoraciones independientes mes a mes o con una valoración media.

 

Teniendo en cuenta todo este análisis y la flexibilidad y capacidad de esta póliza, el asesoramiento de un agente de seguros se convierte en casi fundamental para escoger la mejor póliza posible y así evitar las costosas duplicidades y aprovechar al máximo las posibilidades de este producto.

Share This