Cómo protegerte si eres administrador de una empresa

 

Existe una creencia generalizada de que las compañías cuya figura jurídica es de responsabilidad limitada responden ante cualquier acción de responsabilidad con su propio patrimonio. Esta creencia es cierta a medias, ya que aunque sean sociedades de responsabilidad limitada, estas necesitan de un administrador, y como tal, también posee su parte de responsabilidad.

Según el artículo 241 bis de la Ley de Sociedades de Capital (“LSC”) dispone que “la acción de responsabilidad contra los administradores, sea social o individual, prescribirá a los cuatro años…” Así que si eres administrador de una sociedad de estas características, no estás exento de responsabilidad, y esta responsabilidad se alarga durante cuatro años. Partiendo de este artículo de la citada ley, muchos administradores de sociedades se sorprenden cuando oyen hablar de este concepto, pues si es una sociedad de responsabilidad limitada, yo como administrador no debería tener ninguna responsabilidad, ¿no?

El sistema de responsabilidades en las S.A. o S.L. es del tipo jerárquico, es decir, la sociedad es responsable por si sola de su actividad profesional y el administrador es responsable de la gestión de dicha compañía.

 

En el caso por tanto de ser condenado por un juzgado de responsabilidad como administrador de una sociedad, el mismo deberá hacer frente tanto a su defensa, como a la indemnización con su propio patrimonio personal.

Entonces, ¿cómo puedes protegerte si eres administrador de una empresa? Con un seguro de responsabilidad D&O.

¿Qué es un seguro de responsabilidad D&O?

 

Es una póliza específica creada para administradores y directivos cuya finalidad es proteger la responsabilidad de los mismos ante contingencias. Este nivel de protección es tanto para los posibles gastos de defensa jurídica del administrador (costas judiciales, honorarios de abogados, fianzas, etc.) como para las posibles indemnizaciones derivadas de estas responsabilidades.

La naturaleza de estas contingencias pueden ser de muchos tipos. Algunas de las más comunes son

  • Demandas de socios y accionistas ante una condena de carácter fiscal o una mala gestión en la forma de presentar un concurso de acreedores.
  • Demandas de proveedores de la compañía por incumplimiento de acuerdos comerciales en la que ante la insolvencia de la compañía acaban reclamando directamente a sus administradores.
  • Demandas de trabajadores por despidos improcedentes en los que la gestión del administrador ha sido relevante
  • Responsabilidades por acciones contra el medio ambiente
  • Etc.

 

¿Cómo puede protegerme un seguro de D&O si eres administrador de una empresa?

Un seguro de responsabilidad D&O ejercerá una protección al administrador de una sociedad de la misma naturaleza que el seguro de responsabilidad civil a la propia compañía.

 

Así que el mismo análisis que realizamos en el artículo ¿Cómo escoger el mejor seguro de Responsabilidad Civil para tu negocio? es el que se debe hacer para escoger el mejor seguro D&O para el administrador.

Por tanto, esta póliza de seguros ofrecerá a los administradores o directivos de una compañía una protección global para evitar que deban hacer frente a dichas acciones de responsabilidad con su propio patrimonio.

Esta protección global incluirá tanto los gastes necesarios en defensa jurídica (honorarios de abogados, procuradores, peritos, costas judiciales, ect.) como las posibles indemnizaciones derivadas de dichas acciones de responsabilidad (multas por impacto en el medio ambiente, delitos fiscales, etc.)

Ahora que ya sabes cómo protegerte si eres administrador de una empresa, sólo necesitas comprobar que lo estés para poder trabajar seguro. Si necesitas ayuda, en Fraile Seguros estaremos encantados de asesorarte en lo que necesites.

Share This