Equipos electrónicos en la empresa ¿Estamos seguros?

Quizás no seamos conscientes en todo momento, pero la operativa de nuestra empresa depende en gran medida de que nuestros equipos electrónicos e informáticos funcionen correctamente.

Hoy en día vivimos un escenario económico de total digitalización en el que para ser eficientes necesitamos los equipos electrónicos y su fallo puede provocar un verdadero caos dentro de nuestra empresa. Proteger los equipos electrónicos es proteger uno de los recursos más importantes de nuestro negocio y eso lo podemos hacer con un seguro de equipos electrónicos.

¿Qué puedo asegurar?

Los seguros que protegen nuestros equipos electrónicos nos permiten asegurar cualquier tipo de aparato de estas categorías:

  • Ordenadores, servidores y equipamiento informático en general.
  • Televisores, pantallas, proyectores y otros equipos audiovisuales.
  • Tablets, teléfonos, centralitas y equipamiento de comunicaciones.

Además, si por nuestra actividad tenemos algún tipo de equipamiento no estándar siempre podremos contactar con un mediador para que nos pueda ayudar a ampliar las garantías de los seguros más estándar.

¿Qué tipo de siniestros nos cubren?

A veces pensamos que los seguros sólo nos protegen de posibles siniestros relacionados con la destrucción del bien asegurado, pero los equipos electrónicos suponen mucho más que eso, en muchos casos no se trata sólo del equipo en sí, sino de la recuperación de los datosque también quedan cubiertos en algunos seguros, algo que deberemos tener muy en cuenta cuando elijamos qué póliza contratamos.

Así algunos siniestros más importante cubiertos por este tipo de seguros, ya sea en la modalidad básica o como coberturas opcionales son:

  • Que nuestro personal o personal externo pueda causar daños por impericia, negligencia o actos malintencionados.
  • Todo aquello que puede provocar la electricidad como pueden ser cortocircuitos, sobretensiones, falta de aislamiento o también aquellas consecuencias provocadas por la caída de rayos.
  • Errores de diseño, fabricación o montaje de instalaciones,incluso en los casos en queya no se encuentren en garantía.
  • Robo, atraco y las secuelas que puedan tener estos hechos.
  • Incendios, humos, gases, explosiones, y losdaños que se puedanproducir con los trabajos de la extinción de incendios.
  • Caídas y roturas de los equipamientos.
  • Daños producidos por la acción del agua y de la humedad.

Una clausula a revisar y tener muy en cuenta es la que nos cubre el alquiler de un equipo informático similar al asegurado durante el período de reparación por causa de alguna de los siniestros que describimos más arriba, lo que permite que podamos seguir trabajando con una cierta seguridad.

¿Por qué debería hacerlo?

Para ser conscientes de que nos puede suponer trabajar sin nuestros equipos electrónicos sólo debemos recordar la última vez que sufrimos un corte en el suministro eléctrico ¿pudimos trabajar?

La respuesta a esa pregunta, que a día de hoy en muchos negocios es no, nos dejará claro que tener un seguro que nos cubra posibles siniestros en nuestros equipos no sólo es una buena idea, sino que, sin duda es necesario ya que no tenerlo supone un coste que hoy en día difícilmente podemos asumir como empresa.

Si quieres más información sobre seguros de equipos electrónicos en la empresa contacta con nosotros.

Share This