¿Qué seguros pueden deducirse del IRPF los autónomos?

 

Aunque nosotros consideremos que los seguros son un servicio muy necesario y que sería un buen incentivo que todos los ciudadanos pudieran deducírselos en su declaración del IRPF, esa no es la posición común, ni mucho menos la de la Agencia Tributaria.

Eso si, lo que no es así para todos, si lo es para lo trabajadores por cuenta propia, lo autónomos, que pueden ver su factura con hacienda mejorada deduciéndose sus seguros.

¡Algo que no todos los autónomos saben y que conviene estudiar de manera detenida!

 

1. Seguro del Coche

 

Empezamos por uno de los casos que suelen levantar más polémica. Está muy extendido el “rumor” de que los autónomos pueden desgravarse el 50% de los gastos de su vehículo, algo que permitiría deducirse la mitad del seguro de automóvil.

Esta práctica, aunque para muchos pueda ser una sorpresa, no queda recogida por ninguna norma vigente así que puede ser un problema para el autónomo que la siga pudiendo conllevar posibles sanciones.

Entonces ¿pueden los autónomos deducirse los seguros de coche? Pues si, pero sólo si este es utilizado en su 100% para la actividad profesional del autónomo y no para el ocio, debiendo – claro está – poderlo demostrar.

En cualquier otro caso no será posible.

 

2. Seguro de Responsabilidad Civil Profesional

 

​Éste es un caso mucho más fácil ya que es un seguro muy utilizado y que difícilmente se contratará si no es porque esté claramente ligado a la actividad profesional.

Como seguro ligado a dicha actividad en este caso si las coberturas de la póliza están centradas en cubrir alguna eventualidad en el trabajo profesional, no existe límite a la deducción.

En el caso de este seguro, se trata como cualquier otro que afecta a la actividad, se puede restar la cantidad íntegra pagada por el seguro.

 

3. Seguro de Vida

 

El seguro de vida y el de salud están íntimamente ligados, no sólo en el imaginario de los usuarios, sino también en la legislación vigente, como os explicaremos en este punto

En el caso de este seguro, está permitido que los autónomos se deduzcan en su declaración de la Renta el seguro de vida en sus coberturas de fallecimiento, invalidez permanente e incapacidad temporal. Esta deducción se aplicará reduciendo la base imponible.

La cantidad que deducirse por el seguro de vida del autónomo es de un máximo de 500 euros al año y aquí viene la relación con el seguro de salud ya que dentro de esa cantidad se incluye también el seguro de salud.

 

4. Seguro de Salud

 

Como decíamos en el punto anterior el seguro de salud funciona de manera similar al de vida, sumándose la deducción a ese máximo de 500 Euros.

En el caso del seguro de salud estos 500 euros pueden deducirse por persona -incluyendo cónyuge e hijos menores de 25 años – lo que aumenta la cantidad máxima.

Asimismo, los autónomos con discapacidad pueden elevar hasta 1.500 euros la cuantía a deducir.

 

5. Seguro de enfermedad

 

El seguro de enfermedad ha sido uno de los más demandados en los últimos años debido a la sensación de poca cobertura que suelen tener muchos autónomos en caso de enfermedad grave.

Este tipo de seguros permiten que muchos puedan pagar gastos como la hipoteca en caso de quedar incapacitados para realizar su trabajo.

Aún siendo un seguro muy vinculado al hecho de ser autónomo en este caso no es deducible para ningún supuesto.

 

6. Seguro de Hogar o Comercios, oficinas y naves industriales

 

Muchos autónomos han convertido parte de su casa en su lugar de trabajo; tiene sentido, entonces que puedan deducirse parte de su seguro del hogar como gasto afecto a su actividad ¿qué parte? obviamente la parte proporcional al espacio que ocupan.

Por ejemplo, en una casa de 100 metros donde la zona de trabajo ocupa 10 metros (un 10% del hogar) se podría deducir ese porcentaje del seguro.

Es muy diferente en el caso de los seguros de comercio, seguros sobre naves industriales o seguro sobre oficinas, donde la ley permite deducir la totalidad de la prima de los seguros al ser bastante claro que la totalidad del espacio forma parte de la actividad profesional, por lo tanto, podrán deducirse el 100% de la póliza restándola a los ingresos de la actividad.

 

7. Seguros materiales del autónomo

Llamamos seguros materiales a aquellos seguros para autónomos y empresas que sirven para protegerse ante una avería o rotura del material inmovilizado.

Por ejemplo, el seguro que nos protege de posibles incidencias en los equipos informáticos de la empresa (que os explicábamos en nuestro post sobre el tema)

De nuevo, estaríamos hablando de una póliza material ligada a la actividad. Como en el caso anterior, podrá restarse de forma íntegra como gasto de la actividad.

 

8. Seguros de los empleados

 

Es un caso poco habitual, pero puede darse y debemos tener en cuenta.

Si el autónomo tiene personal contratado y paga a sus empleados los seguros de salud, vida o coche, las cantidades que se paguen por dichos seguros podrán deducirse al hacer la declaración de la renta.

 

En Fraile, no sólo te ayudaremos a elegir el mejor seguro sino que también te asesoraremos de cómo mejorar el resultado de tus impuestos asesorándote sobre la afectación de dichos seguros al IVA y el IRPF.

Share This