Seguro de baja laboral para autónomos 

Para muchos profesionales, especialmente autónomos, una situación de incapacidad temporal puede suponer una pérdida considerable de ingresos. En todos estos años que llevamos asesorando profesionales autónomos, nos hemos encontrado con infinidad de casos en los que literalmente les ha costado llegar a fin de mes.

Los gastos fijos y la imposibilidad de poder seguir ejerciendo tu actividad profesional hacen que como se dice comúnmente, los autónomos no puedan coger la baja.

 

Gran parte de este problema viene provocado por las cotizaciones que se realizan a la seguridad social. Estas cotizaciones, sobre todo cuando se inicia una actividad nueva, suelen ser muy bajas y por tanto las prestaciones recibidas en situación de incapacidad temporal también son bajas.

 

¿Qué es un seguro de baja laboral para autónomos? 

 

Los seguros de baja laboral para autónomos, también conocidos como de incapacidad temporal o de subsidio tienen la función de complementar las prestaciones recibidas por parte de la Seguridad Social en caso de situación de incapacidad temporal.

Pero un autónomo ¿qué cobra realmente estando de baja?

En función del motivo de incapacidad temporal, una autónomo puede recibir en periodo de incapacidad temporal un porcentaje determinado de la base reguladora, es decir:

  • En caso de enfermedad común o accidente no laboral, se empieza a recibir prestaciones del 60% a partir del cuarto día de baja hasta el día 21. A partir del día 22 el porcentaje aumenta hasta el 75%
  • En caso de enfermedad laboral o accidente de trabajo, se empieza a recibir prestaciones del 75% desde el primer día.

 

¿Qué tipos de seguros de baja laboral existen? 

 

Principalmente se pueden definir dos tipos de pólizas en función de las necesidades y características de cada profesional autónomo. Lo que marcará las características de la póliza, y por tanto la prima anual, será la duración del periodo de incapacidad. Para ello existen dos fórmulas de seguros, los seguros con baremo, dónde el periodo de indemnización está marcado desde un principio por la aseguradora, y los seguros sin baremo, dónde la duración de la indemnización lo establece el propio periodo de baja y por tanto la Seguridad Social.

Seguros de baja laboral con baremo 

 

Una póliza de baja con baremo significa que el asegurado percibirá una indemnización determinada por parte de la compañía aseguradora en base a unos baremos fijos que aparecen en el contrato.

Estos baremos tienen la función de determinar, según el motivo de la incapacidad temporal, un importe de indemnización y una duración de la misma, independientemente de los días que realmente acabe durando el periodo de incapacidad temporal o la baja.

De esta manera el asegurado pacta con la compañía el importe que quiere percibir en caso de baja, la duración de la indemnización viene marcada por las tablas del baremo.

Seguros de baja laboral sin baremo     

 

En contraposición a la tipología de seguro anterior, existe también la fórmula de contratar un seguro de baja laboral sin baremo. Esto significa que el asegurado percibirá una indemnización de la compañía durante el tiempo que realmente esté de baja. La cantidad de la indemnización es fijada en el momento de formalizar la póliza y por tanto afectará directamente en el importe de la misma.

Para justificar el periodo de incapacidad, al igual que sucedería en un centro de trabajo, el asegurado deberá entregar periódicamente los partes de baja a la compañía aseguradora. Una vez terminado el periodo de inactividad, la compañía procederá a abonar la indemnización pactada. En caso de periodos largos de incapacidad temporal, la compañía podrá realizar adelantos al asegurado para no comprometer en exceso su economía personal. Por norma general, este tipo de pólizas suelen ser más elevadas a las que funcionan con un baremo fijo.

 

¿Qué más puede hacer un seguro de baja laboral si soy autónomo? 

 

Paralelamente a las coberturas y condiciones ya expuestas, un seguro de baja laboral puede complementar tu seguridad como autónomo. Muchas veces ya hemos comentado en otros artículos que existen multitud de duplicidades en los seguros que contratamos. Esto se debe principalmente a la falta de asesoramiento y a la no inclusión de la figura del mediador (puedes conocer todo lo que tu mediador de seguros puede hacer por ti en este enlace). Nuestra intención siempre es la de asegurar sólo aquellas coberturas que realmente son necesarias para cada cliente, y en la medida de lo posible, unificarlas en el menor número de pólizas.

De esta forma podemos hacer que tu seguro de baja laboral complemente con otras coberturas la seguridad de tu actividad laboral con coberturas como:

  • Fallecimiento. Como cobertura adicional, hay compañías que permiten asegurar el fallecimiento del asegurado por una cantidad ya estipulada.
  • Incapacidad permanente. La incapacidad permanente puede provocar una situación catastrófica en la economía de muchos profesionales autónomos. Como cobertura adicional, existe la posibilidad de pactar una indemnización en caso de situación permanente de incapacidad.
  • Otras coberturas. Como extras a tu seguro de baja laboral, se pueden añadir coberturas adicionales que contemplen periodos de hospitalización, ayudas en el pago de Impuestos de sucesiones, protecciones de pago en la propia póliza, etc.

 

Si eres autónomo y quieres que te ayudemos a mejorar tu seguridad y no ser de los que dice que no te puedes coger la baja, contáctanos y te asesoraremos para que una enfermedad no sea motivo de quiebra profesional.

Share This