Seguros de comunidad, la obligación de vivir tranquilos

 

Hemos hablado muchas veces de la importancia de tener contratado un seguro de hogar para estar protegido ante cualquier imprevisto. En el caso de las comunidades de vecinos este riesgo es mucho mayor, pues las zonas comunes son utilizadas por un número mayor de personas y su uso es más agresivo ya que en ocasiones son utilizadas por personas ajenas a la comunidad.

Problemas derivados del agua, pintadas en la fachada, incendios, etc.  son accidentes que, aunque no se den a diario, sabemos que con cierta frecuencia aparecen en cada comunidad de vecinos. El seguro de comunidad es una póliza multirriesgo diseñada exclusivamente para cubrir estas posibles eventualidades que requieran de un servicio urgente.

Estos imprevistos, como imprevistos que son, tienen la costumbre de aparecen en mal momento y al tener que hacerse cargo la comunidad con sus propios recursos, suelen acabar en una derrama.

Todos los que formamos parte de una comunidad de vecinos tenemos fobia a la palabra derrama, una buena manera de minimizarlas es con un seguro de comunidad.

 

¿Qué cubre un seguro de comunidad?

 

Los seguros de comunidad, como la mayoría de seguros, son pólizas muy flexibles pensadas para adaptarse a las características de cada edificio de viviendas.

A la hora de analizar las coberturas de estas pólizas, deberemos tener presentes los mismos conceptos que en un seguro de hogar, el continente, el contenido y los elementos del jardín.

El continente está compuesto por la propia estructura del edificio, la estructura y sus dimensiones. Los elementos más comunes que forman parte del continente son las paredes, las puertas, cableado de agua, luz o gas, garajes, trasteros, etc.

Por otro lado el contenido, también conocido como el mobiliario común está formado principalmente por los muebles ubicados en la portería o zonas comunes y aquellos utensilios o herramientas que estén destinados al uso de la comunidad. Para formar parte del contenido, estos elementos deberán estar ubicados en el interior de las paredes del edificio.

Y por último tenemos los elementos del jardín. Los elementos del jardín son todos aquellos elementos que forman parte del jardín y son de propiedad común. Como elementos de jardín podrán formar parte los bancos para sentarse, los árboles, los elementos de riego, mobiliario y en caso de disponer de piscina comunitarias, la misma y los elementos que la configuren.

 

¿Los seguros de comunidad son obligatorios?

 

A nivel estatal no existe ninguna ley que obligue a las comunidades de vecinos a contratar un seguro multirriesgo, no obstante, en caso de siniestro estas deberán hacerse cargo con sus propios recursos de la reparación.

Aunque a nivel estatal no exista dicha obligatoriedad, a nivel autonómico sí que existen comunidades autónomas que obligan a las comunidades de vecinos a contratar un seguro multirriesgo. En la actualidad, la comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana obligan a contratar este tipo de pólizas con las coberturas de incendio y responsabilidad civil a terceros.

 

La importancia del mediador

 

Siempre hablamos de lo importante que es disponer de un mediador para gestionar todos tus seguros, pero en el caso de los seguros de carácter comunitario, esta figura es aún mucho más importante.

La figura del mediador no sólo nos ayudará a escoger el mejor seguro para la comunidad, sino que será el encargado de hacer de interlocutor con la compañía. Este aspecto, aunque pueda parecer de poca importancia, es vital, pues no dependerá esta comunicación del presidente de turno ni del vecino “experimentado”, y así se conseguirá que sea mucho más transparente y efectiva.

Otro valor añadido que tiene la figura del mediador consiste en evitar las tan frecuentes duplicidades dentro de los seguros. Una de las duplicidades más frecuentes que existen en lo seguros de comunidad es con respecto al ascensor. Muchas veces el ascensor posee un contrato de mantenimiento con la compañía que lo instaló que cubre las posibles reparaciones del mismo. Por otro lado los seguros de multirriesgo para comunidades de vecinos también suelen poseer dentro de sus coberturas las reparaciones del ascensor.

La mejor manera de acabar con estas duplicidades y por tanto conseguir adecuar las coberturas a las necesidades reales y ahorrar dinero en las pólizas es mediante la figura de un agente de seguros o mediador.

 

En Fraile Seguros llevamos más de 30 años gestionando multitud de seguros de comunidades de vecinos. Contáctanos y te asesoraremos en lo que necesites.

Share This